Via Stellae: el camino bien trazado

Desde el día 5 hasta el 28 de julio este festival gallego está desplegando una programación caracterizada por la calidad y el equilibrio, en la que conviven de forma ejemplar distintas propuestas y una presencia muy notable de la música contemporánea.

E20100716_via-stellae2010n el artículo “Festivales de verano: música contemporánea y crisis, ¿compañeros de viaje?” -escrito por el director de esta revista en la anterior edición de junio- se hacía una reflexión sobre el estado general de los festivales de verano en España, y más concretamente, sobre la escasa presencia de la música contemporánea en sus ediciones de 2010. Pues bien, como también se decía en ese artículo, existen casos que no deben obviarse, por la condición de ejemplaridad que transmiten. Y uno de ellos es el que se celebra estos días en el entorno geográfico de Santiago de Compostela, del 5 al 28 de julio, bajo el nombre de “Via Stellae, Festival de música de Compostela e os seus camiños”, y que llega este año a su quinta edición.

No hay duda de que se trata de un festival ecléctico, pero en ese afán de mostrar una visión amplia de la música, no cae en el error de proponer una programación desestructurada o incoherente. Por el contrario, encontramos una propuesta que -desde su definición inicial como festival de música antigua- atiende sensibilidades musicales muy diferentes, tratándolas con respeto, y desplegando un plantel de artistas y de obras de gran calidad. Quizá sea la amplitud de la temática (“os camiños”) la que permite a Via Stellae evitar la sensación de encontrarnos ante el popurrí fácil. O quizá el secreto esté en una presencia constante de la mirada contemporánea en programas que aluden a épocas y estéticas muy diferentes. O bien que cada espectáculo tiene, dentro de una propuesta unitaria pero abierta, una particularidad propia y bien tejida que le da vida. El caso es que la programación resulta cautivadora, sugerente y transmite la sensación del buen hacer que tienen los eventos de calidad.

Sería interminable citar los artistas participantes. Valga la siguiente muestra para que el lector sepa de qué hablamos: Jordi Savall, Grupo Dhamar, Les Arts Florissants con William Christie, Marc Minkowski y Les Musiciens du Louvre, Andrea Marcon y la Orquestra Barroca de Venecia, Fabio Biondi y Europa Galante, Anne Sofie von Otter, Ensemble Fonos 21, Orquesta Sinfónica de Galicia con Paul Goodwin…

Se trata, como se puede deducir de esta participación, de un festival de altos vuelos, indudablemente con los medios suficientes para hacer posible no sólo una oferta de calidad interpretativa, sino también programas en los que -en varios casos- aparece también la puesta en escena dramática como un aspecto de relieve. En este contexto escénico destaca el estreno en Galicia de Agrippina de Haendel, con Europa Galante dirigida por Fabio Biondi y el teatro de sombras Controluce; o el espectáculo de pantomima, danza y magia basado en las óperas de Grétry La bella y la bestia, a cargo de Le Schlemil Théatre, con dirección escénica de Cécile Roussat y artística de Julien Lubek; o el espectáculo vinculado al cabaret, con música de Weill, Eisler, Hindemith, Malipiero y Schönberg, que nos propone la soprano Simone Kermeso con la dirección artística de Claudio Osele; y también La historia del soldado, montaje realizado a través de una interesante iniciativa didáctica, la “Academia Contemporánea Via Stellae”, que pone en escena, desde ayer día 16 hasta el 18, en diferentes escenarios, la obra de Stranvinsky con la participación de alumnos de conservatorios de toda la Unión Europea.

Presencia contemporánea

Pero posiblemente lo que más nos satisface, hablando desde el terreno que habitualmente nos compete, sea el hecho de que Via Stellae no ha descuidado en absoluto la presencia de la música de nuestro tiempo. Obviando la que ya no podemos considerar como tal (nos referimos, por ejemplo, al antes citado espectáculo de cabaret, o a La historia del soldado…), nos encontramos varios conciertos en los que la contemporánea toma presencia. Por ejemplo, la del pasado día 5, en la que Tenebrae interpretó la obra The path of miracles de Joby Talbot, dirigida por Nigel Short; el del Grupo Dhamar del día 9, dedicado a celebrar el 50 cumpleaños del compositor gallego Jorge Berdullas; el del Trío Dhamar del pasado día 10, con obras de Hosokawa, Fürrer y Sánchez-Verdú; el programa acústico-electrónica que propuso Ensemble Fonos 21 un día después; el homenaje al recientemente fallecido decano de la composición gallega Calos López Garía-Picos, a cargo del Taller Atlántico Contemporáneo el día 25; el programa dedicado a Hosokawa y Soutullo que nos ofrecerá el día 26 Ensemble s21; el dúo de percusión y violín de Alejandro Sanz y Jorge Montes con el programa “En la búsqueda de una nueva tímbrica”, incluyendo obras de Berio, Oboe, Donatoni y Jones…

En definitiva, es clara la intención del festival de hacer una propuesta en la que convivan de manera bien cohesionada la música antigua y la contemporánea (predominantes en la programación), sin tampoco olvidar otros períodos y músicas, aunque aparezcan de modo menos evidente.

Diferentes caminos

Otro aspecto a resaltar es cómo el festival está estructurado. La cantidad de espacios donde se celebra, tanto en la propia ciudad como en la geografía circundante (Vigo, Ferrol, Coruña, Ourense, Betanzos, Pontevedra, Vilagarcía de Arousa, Lalín, Padrón, Muxía…) es una característica que nos parece muy interesante sobre todo porque puede resultar muy positiva a la hora de la difusión de la música, a la vez que da consistencia a la idea de vertebración del programa en los diferentes “camiños”. Y en este mismo sentido, la variedad de formatos del festival, creemos que también contribuye a atraer públicos diversos. El ya citado Ciclo 20/21 (dedicado a la música contemporánea), el OFF Stellae (otras músicas, otras visiones, otros espacios…), los Conciertos Express (30 minutos de música en claustros e iglesias de Santiago), Música e Arte (espectáculos vinculados con el arte, ya sea en monumentos como el Monasterio de Samos, ya en el Museo de Arte Contemporánea de Vigo), sin olvidar la propuesta complementaria de la exposición del fotógrafo Fuco Reyes, dedicada al festival y titulada “Interiores do Via Stellae: imaxes dun festival”.

En resumen, nos ha parecido justo resaltar cómo Via Stellae aborda el concepto de festival veraniego, haciendo que queden plenamente justificados la abundancia de recursos de los que indudablemente el festival dispone, incluso en tiempos de crisis. Un buen ejemplo y una excelente contribución al panorama cultural español. Un último apunte: para comprobar que no exageramos, recomendamos una visita a su página web, en la que el lector podrá juzgar sobre el terreno.

Información

Festival Via Stellae
Venta de entradas: Teatro Principal, rúa Nova, nº 21, Santiago de Compostela (11 a 14 h. y de 17 a 19 h.).
Tel: 981 565 027
Venta on-line Caixa Galicia: http://taquilla.caixagalicia.es
Web del festival: http://www.viastellae.es

Creative Commons License

Etiquetas:, , , , , , ,

PARTNERS

Publicidad

Nube de Tags